Follow by Email

sábado, 23 de enero de 2016

LOS FUNERALES DE GATOS EN LA INGLATERRA VICTORIANA

En su blog, Mimi Matthews nos comparte sus impresiones de cómo en la alta sociedad de la Inglaterra victoriana se llegaban a transpasar ciertos límites de la época. En parte de su publicación ella nos resume: 
"A inicios del siglo diecinueve, no eran infrecuente que los restos mortales de una amada mascota gatuna fuesen enterrados en el jardín familiar. Durante la era victoriana, la formalidad en los funerales de gatos había aumentado substancialmente." Los dolientes dueños de estas mascotas comisionaban la elaboración  ataúdes exquisitamente labrados. Los sacerdotes llevaban a cabo servicios fúnebres para estos animales. Y sus nombres de mascotas eran cincelados en sus lápidas."
"Mucha gente - continúa Mimi Matthews- veían este tipo de ceremonias como una excentricidad más de la clase alta o cómo algún desvarío de alguna solterona. Otros se sentían ofendido de que animales pudieran recibir una sepultación cristiana (como si fuesen seres humanos)."  (Mi traducción)

Al leer esta descripción de la autora, uno no puede menos que ver ciertas similitudes con nuestro tiempo actual. Sin embargo hay una diferencia notable con nuestra época, los victorianos -a pesar de su obsesión con la muerte- no la temían sino que la aceptaban de una manera positiva. Esto es quizá más meritorio aún cuando se considera que ellos vivieron poco antes -o a los inicios de- lo que llegaría ser el desarrollo del pensamiento científico, las ciencias y la revolución industrial, cuando las tradiciones folklóricas, culturales y religiosas coemnzaban a cuestionarse y a dar paso a una explicación científica de los fenómenos naturalesy el origen de la vida. 





No hay comentarios.:

Publicar un comentario